Frida Sofía se sinceró con el Escorpión Dorado, les recordó su mamá a varios periodistas y se alegró que le cerraron las cuentas a su abuelo Enrique Guzmán por grosero y dice que Michelle Salas está bonita por fuera pero podrida por dentro

Luego de protagonizar un pleito con La Chiquis Rivera en donde el tercero en discordia fue Lupe Esparza, con quien aparentemente Frida Sofía se portó grosera y Rivera salió en su defensa, la hija de Alejandra Guzmán se subió al Jeep del Escorpión Dorado, manejó, se sinceró y dijo todas las groserías que le censuran en televisión. 

De Alejandra Guzmán dijo que estaba harta del tema, que nunca le habla, que le robó al novio y que se la pasa restregándole el departamento que le regaló y que cuando le dicen que si tanto le duele que se los regrese, ella sólo les dice que ni que estuviera  "pende..." y se ataca de la risa.

 De su abuelo se alegró que le cancelaran sus cuentas en el banco por no pagar a Hacienda y por grosero, aunque dijo que eso se lo heredó, pues ella es igual de "guarra".

 De su abuela dijo que nunca la ve, que la familia Pinal nunca se reúne, que jamás le habla por teléfono y que el verdadero caso de la vida real es ella: Frida Sofía.

 Luego arremetió contra El Gordo de Molina, a quien le recordó a su mamá, también a la periodista Angélica Palacios y a Gustavo Adólfo Infante, además aclaró que el hecho que sea grosera y mal hablada no le quita lo inteligente que es.