Foto: Especial
Faltan estudios. Los residuos reciclados podían acabar en barrancas y mares pues la Ley no promueve su nuevo uso

Para 2020 en la Ciudad de México será prohibido comercializar, repartir y ofrecer plásticos de un solo uso, por lo que sectores dedicados a estos giros advirtieron que esta modificación reglamentaria tendrá graves consecuencias, como la pérdida de miles de empleos, que los consumidores paguen más por los productos y riesgos severos para la salud.

En entrevista con MILENIO la Asociación de Industriales de la Bolsa Plástica de México (Inboplast) aseguró que con los cambios que se harán a la ley, sin haber hecho un estudio profundo del sector del plástico, se ponen en riesgo más de 38 mil empleos de personas que se dedican a elaborar y reciclar bolsas de este material.

“Con los cambios a la ley, los residuos plásticos que reciclaban los industriales asociados a Inboplast, ahora podrían terminar en vertederos, barrancas y mares, pues no se promueve el reciclaje. Las bolsas que la ley prohíbe se elaboran con material de otro origen”, aseguró el presidente del organismo, José Anguiano.

Foto: Especial

Señaló que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la capital del país existen más de 20 mil trabajadores que recolectan desechos y que se verán afectados, además se dejarán de reciclar más 267 mil toneladas al año lo equivalente a 200 veces el Estadio Azteca.

Por otra parte para el director general de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (Amee), Hiram Cruz, la aprobación de la ley de residuos en la Ciudad de México, se estima que generará en su primer año de implementación, un impacto negativo al consumo de plásticos de 15 por ciento.

“El mayor afectado es el consumidor, pues existe una diferencia en precio entre 15 y 30 por ciento. Si es un impacto considerable; estas medidas que se están implementando no toman del todo las repercusiones. Habrá que ver hasta qué punto los consumidores están dispuestos a desembolsar ese porcentaje adicional por otros materiales”, dijo.

Foto: Especial

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de la Ciudad de México, Alessandra Rojo de la Vega, explicó que en 2020 va a entrar en vigor la nueva ley en la comercialización, distribución y entrega de las bolsas de plástico, para 2021 el mismo proceso de productos de plástico de un solo uso como cubiertos, platos, popotes, globos, vasos, charolas, entre otros.

“Nuestro dictamen va más allá, no solo es prohibir, estamos dando alternativas y apoyos a la industria. Establecimos que la secretaría de educación, ciencia, tecnología e innovación de CdMx, instrumentará en los 180 días posteriores al decreto, un programa de asesoría a los productores de plástico de un solo uso para que realicen una reconversión tecnológica”, señaló.

El titular de Inboplast aseguró que prohibir el uso de estos materiales en la capital del país, no es viable ya que las pérdidas serán cuantiosas a largo plazo para empresas y consumidores.

“Prohibir no es la solución, al contrario es necesario impulsar modelos de economía circular, que la basura no se vea como tal sino como materia prima para nuevos productos y promover el reciclaje”, resaltó Anguiano.