Archivo
Las primeras recomendaciones emitidas por la Comisión en lo que va de 2019, resultaron de casos de denuncias por violación al derecho a la legalidad y a la seguridad jurídica

La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila emitió tres recomendaciones contra autoridades estatales por quejas por violación a los derechos humanos.

Las primeras recomendaciones emitidas por la Comisión en lo que va de 2019, resultaron de casos de denuncias por violación al derecho a la legalidad y a la seguridad jurídica en su modalidad de ejercicio indebido de la función pública, así como dilación en la procuración de justicia y negativa del derecho de petición, mismas que fueron acreditadas como ocurridas por la propia CDHEC.

En dos de los casos, los quejosos manifestaron la ausencia de los ministerios públicos y las agencias de investigación de delitos en denuncias por robos y allanamientos por parte de particulares, mientras que en la otra, se mencionó un caso contra el Ayuntamiento de Torreón por omitir cumplimiento de reglamento municipal.

Te puede interesar

En la 3/2019, el expediente se desprende de un caso donde un ciudadano que denunció que la Agencia Investigadora del Ministerio Público de Robos de la Procuraduría General de Justicia del Estado en su Región Laguna I, abandonó la carpeta de investigación por robo y allanamiento en el domicilio, misma que fue iniciada desde inicios de 2016.

En lo que respecta a la 2/2019, la autoridad señalada es la Agencia Investigadora del Ministerio Público de la Unidad de Investigación de Allende de la Procuraduría General de Justicia del Estado en su delegación Región Norte I, donde el ciudadano señala que luego de haber denunciado un caso de despojo con violencia en junio de 2016; hasta la fecha todavía no se cuenta con avances por parte de las autoridades.

En el caso de la recomendación 1/2019, la ciudadana alega que los Servidores Públicos del R. Ayuntamiento de Torreón hicieron caso omiso al cumplimiento del reglamento municipal, a la intención de un particular de establecer una estación gasolinera aún sin cumplir con las mínimas reglas para su operación, y pese a ello, el servicio fue aprobado por algunos de los funcionarios.