OMAR SAUCEDO
El 48% de los encuestados apuntó que se vio en la necesidad de parar labores y el 63% tuvo atrasos en la producción

Luego de la falta de suministro de energía eléctrica en el norte del país, el 95% de los empresarios de la región sureste de Coahuila afirmó que tuvo afectaciones en el lugar donde labora, además que el tiempo promedio de duración de la falta de energía fue hasta más de 10 horas, de acuerdo con una encuesta de VANGDATA.

En este ejercicio se dio a conocer que el 48% de los encuestados afirmó que se vio en la necesidad de parar labores, mientras el 46% apuntó que sólo fue parcialmente. En este mismo sientido, el promedio del paro de labores fue de 9 horas.

Al preguntarles cuántos trabajadores de su plantilla fueron afectados por el “mega apagón” durante sus labores, reportaron que la cantididad promedio fue de 193 trabajadores, y la mínima de afectados fue de 5 trabajadores.

También reportaron que la cantidad máxima de trabajadores afectados en el turno laboral fue de 3 mil.

Por otra parte, el 63% de los encuestados señaló que el impacto en las actividades de la empresa-industria generó atrasos en la producción. Mientras que el 61% señaló que fueron pérdidas de horas-hombre. El 48% de los que respondieron a la encuesta del equipo de VANGUARDIA afirmó que tuvo pérdidas económicas  y un 20% dijo que hubo daño en la maquinaria por efecto del corte en el suministro de energía.

En cuestión de contingencia o prevención de este tipo de eventos, el 61% aceptó el no contar con ello. Asimismo, del 39% que afirmó tener un plan para este tipo de situaciones, el 82% informó que cuenta con una planta de energía eléctrica o un generador de energía.

Por otro lado, el 56% de los encuestados aseguraron que estos dos apagones que se han dado en menos de 3 meses, han sido por obstinación del gobierno de México de cerrar las puertas a nuevas energías renovables; mientras que el 46% dice que es por el uso de energías obsoletas.

Con esta situación, el 46% ve muy probable que este tipo de apagones o cortes de luz se volverán más frecuentes. Incluso el 84% considera que este tipo de eventos puede ser un obstáculo que ahuyente las futuras inversiones.

La encuesta reporta que el 71% no se encuentra nada confiado en que el gobierno federal logre resolver y evitar futuros cortes de luz.