foto: Archivo
La organización de familiares de Pasta de Conchos, denunció públicamente a dos empresas mineras, quienes pese a las suspensiones iguen operando

La organización de familiares de Pasta de Conchos, denunció públicamente a dos empresas mineras, quienes pese a las suspensiones que les ha realizado la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en sus operaciones por irregularidades en centros de trabajo, siguen operando.

De acuerdo con la organización, uno de los pozos que corresponde a la empresa DINZA, fue restringido por la STPS debido a que no cumple con las normas de seguridad establecidas por ley tanto por los trabajadores, como de las instalaciones, así como no existen comedores, regaderas, y no hay sistema de ventilación. 

En ese sentido, detallaron que además otros 26 trabajadores de esta empresa son subcontratados ante el IMSS por 130 pesos diarios y el resto de la paga es entregada en efectivo a los trabajadores, situación que les podría permitir evadir impuestos, pese a que sus contratos de venta del carbón pueden ser millonarios.

Otra de las empresas que aseguran permanecen en la misma situación, es Corporativo 88 SA de CV, que comparte el mismo responsable de seguridad que la empresa Dinza, y en el pozo, de una concesión que aseguran está cancelada, los empleados no tienen salida de emergencia, y trabajan en condiciones “infrahumanas”, pese a que tiene contratos con la Promotora de hasta 19 millones de pesos.

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza