Pronto. El Skydrive es un vehículo volador de dos plazas y tres metros de largo que podrá despegar en forma vertical.
Gobierno y empresas proyectan primeras ventas en cinco años

TOKIO.- El Gobierno de Japón y varias empresas tecnológicas y automovilísticas han acordado una hoja de ruta que sitúa 2023 como el punto de partida para la comercialización de vehículos voladores y su uso extendido en el ámbito urbano.

Tras medio año de reuniones, un comité público-privado formado por unas veinte compañías y los ministerios de Economía, Comercio e Industria y Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo, terminó de definir un plan de negocio que contempla normalizar la circulación por el aire en un plazo de cinco años.

“La idea detrás del coche volador es que podemos obtener un precio más razonable que el de un helicóptero o un avión. Además, es más fácil de pilotar”, explicó Tomohiro Fukuzawa, CEO de Skydrive, una empresa integrante de este comité que desde hace cuatro años trabaja en la elaboración de un vehículo volador.

La primera prueba con un piloto humano tendrá lugar en verano de 2019, tras recibir el visto bueno del Gobierno nipón, que desde este año permite que este tipo de test tenga lugar en el exterior. Asimismo, Japón organizará pruebas de vuelo para todos los proyectos de automóviles voladores a escala nacional el próximo año.

Unas 400 personas trabajan para la fabricación del coche volador Skydrive.

“La idea detrás del coche volador es que podemos obtener un precio más razonable que el de un helicóptero o un avión. Además, es más fácil de pilotar”, recordó Fukuzawa.