Siniestros. Aunque la Sierra de Arteaga es uno de los sitios donde más ocurren incendios forestales en la región, en 2019 Saltillo sufrió mayor afectación, principalmente en la Sierra de Zapalinamé. ARCHIVO
Presentan estrategias para prevenir siniestros en las zonas boscosas de la entidad

La Secretaría del Medio Ambiente dio a conocer su Programa Estatal de Manejo del Fuego para reducir el número de incendios forestales y las áreas afectadas en Coahuila, así como prevenir los siniestros ocasionados por el hombre.

“El año pasado, la temporada 2019, fue una temporada crítica, se afectó una buena superficie de hectáreas de matorral, pastizal y arbolado. No hubo mucha humedad como se esperaba”, dijo el director de Vida Silvestre y Recursos Forestales de la SMA, Jorge Guerrero Salcedo, por eso el objetivo de este 2020 es “reducir el número de incendios”.

Para esto, Medio Ambiente del Estado se coordina con instancias como Protección Civil, Comisión Nacional Forestal (Conafor), Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, entre otras que apoyan con brigadas de prevención y contingencia.

La temporada de incendios forestales comprende de marzo a septiembre, y los organismos referidos ya tienen identificadas zonas de alto riesgo donde el año pasado, e históricamente, ocurren más incendios naturales debido a sus propias condiciones.

Una de las ventajas para este año es que desde enero hay tres aeronaves disponibles para combatir siniestros en lugares de difícil acceso. Además, los brigadistas que antes eran contratados por 3 meses, este 2020 serán contratados medio año.

En números, las brigadas oficiales tienen 168 elementos, las brigadas rurales, 165; las brigadas PSA, 573; y el personal técnico está conformado por 7 personas, lo que da un total de 913 colaboradores.

Además el Programa de Manejo del Fuego tiene a su disposición 53 vehículos terrestres y las 3 aeronaves mencionadas, como los helicópteros que ya han sido utilizados.

El presupuesto inicial para destinado para el personal y operación del programa es de 11 millones 021 mil 266 pesos.

En lo que va del año, han ocurrido 5 incendios que han dañado 42 hectáreas de matorral y pastizal.

UN 2019 ÁTÍPICO

El año pasado cerró con 68 incendios forestales que afectaron 6 mil 850 hectáreas del estado de Coahuila, un poco menos que 2018. Otra diferencia fueron los meses en que ocurrieron los siniestros.

“Siempre decimos que la temporada crítica es a partir del mes de marzo hasta el mes de septiembre; sin embargo, 2019 se nos presentó muy atípico, estuvimos todavía combatiendo incendios en los meses de octubre y noviembre”, detalló Jorge Guerrero.

Los municipios con mayor afectación el año pasado fueron Ocampo, con mil 660.7 hectáreas, Acuña, con mil 630 hectáreas, y San Buenaventura, con mil 105 hectáreas.

La Región Sureste también tuvo daños considerables, como Saltillo, con 501.7 hectáreas afectadas, Arteaga, con 176.45 hectáreas, y Ramos Arizpe con 34.3 hectáreas.