Archivo
Negó que la crisis migratoria sea una página negra de las relaciones con Estados Unidos

Aunque jurídicamente no se acepte la idea, en la práctica México ya es un tercer país seguro para migrantes, afirma el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

En entrevista advierte que "por influencia de Estados Unidos la política migratoria de México puede ser violatoria de los derechos humanos, pues Washington quiere meternos en una jaula".

Negó que la crisis migratoria sea una página negra de las relaciones con Estados Unidos: "Es una página triste, por el aspecto humanitario, y lamentable por sus implicaciones políticas", aseguró el legislador.