Foto: Especial
A 24 días de que acabe el año, Saltillo y Región Sureste están por romper récord en muertes autoinfligidas

Por: DANIEL REVILLA/ MARCELINO DUEÑEZ

El “mal de amores” es la principal causa del suicidio en Saltillo y la Región Sureste de Coahuila, incluso supera a los homicidios.

Las muertes autoinfligidas que se derivan por problemas de pareja, acaparan 47% del total de este tipo de casos en la región al contabilizarse 43 de las 90 muertes por este tipo; la mayoría de ellos son hombres, según datos del Centro de Información VANGUARDIA.

Apenas este martes, Ángel Eruviel, un joven de 20 años, se quitó la vida tras una discusión con su pareja. Este es el más reciente caso de esta problemática. 

Y es que desde el primer suicidio del año, el cual aconteció el 5 de enero, en la colonia Virreyes, donde Luis Enrique, un joven de tan solo 21 años, decidió ahorcarse para terminar con su vida, luego de “tronar” con su entonces pareja sentimental, la situación ha venido al alza.

A nivel, Región Sureste, incluyendo Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y General Cepeda, se han presentado 43 casos de suicidio que a raíz de una mala experiencia amorosa deciden terminar con su existencia terrenal, como lo hizo Rodolfo Peña, el pasado 30 de abril, quien al sentirse impotente ante la frustración de matrimonio y nueva relación de su expareja, decidió asesinar a su pequeño hijo de 8 años, para después salir por la puerta falsa.

De acuerdo con la Incidencia delictiva del Fuero Común del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a la fecha en Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y General Cepeda se han cometido 36 homicidios dolosos, es decir asesinatos, hasta octubre.

Con ello, los suicidios por mal de amores representan 20 por ciento más que los asesinatos en la región.