Foto: Especial
Corresponden a smartphones que cuestan más de 6 mil pesos o 68 salarios mínimos. Además de ser de planes más costosos

Ciudad de México. Únicamente 4.4 por ciento de las 119 millones 500 mil líneas de telefonía celular que existen en México cuentan con capacidades para conectarse a las redes 4G y 4.5 G, las de última generación y por las que se transmite mayor cantidad de datos a mayor velocidad, en tanto que corresponden a smartphones que cuestan más de 6 mil pesos o 68 salarios mínimos. En cambio, más de la mitad no tienen conexión a 4G y uno de cada 8 teléfonos celulares ni siquiera puede acceder a la 3G, advirtió la consultoría The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Desde principios de 2017, es decir hace casi 2 años, la red 4G superó el tráfico de datos de la 3G y se espera que en breve suceda lo mismo con la 5 G, utilizada para el internet de las cosas, la inteligencia artificial y la masificación del consumo de juegos, audio y video en redes móviles.

Las redes de última generación duplican el tráfico de datos de la 3G y rebasan en 184 veces los realizados por la red 2G, pero ésta es todavía utilizada por muchos mexicanos que quedarán marginados o enfrentarán “serias dificultades para una acelerada transición a la red 5G”, indicó la firma, presidida por Ernesto Piedras.

La red 5G, es la quinta generación de la conectividad móvil y cuyas principales características son que proporciona “mayores velocidades de carga y descarga de datos, así como mejores indicadores de calidad, confiabilidad de red, menor latencia, mayores capacidades de transferencia de datos y una conectividad masiva de dispositivos (es decir simultánea y en tiempo real de millones de dispositivos)”.

Incluso la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) estableció que las redes compatibles con 5G tendrán que proporcionar velocidades de hasta 20 Gigabits por segundo (Gbps), lo que representa una velocidad hasta 20 veces superior a la de un gigabit establecida para la red 4G.

Sin embargo, para poder aprovechar la red 5G, se requiere que los equipos terminales móviles, como smartphones y tabletas, estén alineados tecnológicamente.

The CIU recordó que la última información oficial disponible indica que hasta el tercer trimestre de 2018, un 12.7 por ciento de las 119.5 millones de líneas móviles en uso en México operaban bajo el estándar de la 2G, lo que se traduce en 15.2 millones de líneas.

Del 87.3 por ciento restante, casi la mitad son teléfonos de gama baja o costo menor a los 3 mil pesos que tampoco cuentan con capacidad tecnológica para conectarse a la red 4G, en tanto que sólo una parte de los equipos de gama media, cuyo precio oscila entre los 3 y 6 mil pesos, son capaces de recibir dicha señal, sobre todo los de modelo más reciente.

Así que únicamente los smarthphone de gama alta que cuestan más de 6 mil pesos (68 salarios mínimos) y que representan apenas 4.4 por ciento de los celulares en uso, tienen plenas capacidades para conectarse a las redes 4 G o 4.5 G.