FGE. Seis policías son investigados por la muerte de Marco Tulio.
Un año después, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, el caso para el que se había otorgado un plazo de investigación complementaria de seis meses, fue retrasado debido a las prórrogas solicitadas para ampliar los elementos de prueba

Tras un año de ocurrido el suceso, el caso judicial que se inició contra un elemento de la Fiscalía General del Estado por el homicidio de un migrante hondureño que puso a Saltillo en la mira de la ONU, podría reanudarse este mes.

Fue el 31 de julio del año pasado, cuando Marco Tulio transitaba con su hija y otro grupo de personas migrantes cerca de las vías del tren al surponiente de Saltillo, cuando los policías investigadores abrieron fuego en su contra arrebatándole la vida y después inculpándolo de haber iniciado el enfrentamiento.

Un año después, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, el caso para el que se había otorgado un plazo de investigación complementaria de seis meses, fue retrasado debido a las prórrogas solicitadas para ampliar los elementos de prueba y posteriormente, por la suspensión que trajo la pandemia.

“Hay que recordar que se suspendieron los plazos jurídicos por la contingencia y se reanudan en agosto, por lo que se espera que sea la audiencia intermedia donde se desahogarán los medios de prueba por parte del Ministerio Público y los que pueda tener por la defensa”, informó el fiscal general del Estado, Gerardo Márquez Guevara.

En ese sentido, detalló que después del período vacacional que también se llevó a cabo por el Poder Judicial, se espera que en este mes continúe la audiencia intermedia.

Por otro lado, aseguró que hasta el día de hoy no ha concluido la investigación interna que se ha realizado contra otros cinco elementos por haber tenido presunta relación con el homicidio y lo ocurrido alrededor del crimen, sin embargo, dijo que éstos continúan todavía bajo suspensión y con un ingreso de sueldo del 30 por ciento.