Deterioro. La escultura presenta gran cantidad de sarro, el cual se limpiará con ácido acético. / Foto: Omar Saucedo/VANGUARDIA.
El escultor Alejandro Fuentes Quezada está al frente de los trabajos que buscarán limpiar la obra del artista Erasmo Fuentes en el Centro Histórico

Esta semana dieron inicio los trabajos de conservación sobre la escultura conocida como “El indio y el español” ubicada en la fuente de la Plaza de la Nueva Tlaxcala en el primer cuadro de la ciudad, obra del artista Erasmo Fuentes.

La labor, comisionada por el Gobierno Municipal de Saltillo a través de la dirección del Centro Histórico, está dirigida por el escultor Alejandro Fuentes Quezada, quien explicó para VANGUARDIA que “estamos retirando el sarro que se ha formado en la superficie desde el último procedimiento que le hicimos”.

La pieza, hecha de bronce, fue creada alrededor de 1987 y en 2014 este mismo equipo llevó a cabo un proceso de restauración que incluyó una patina, dado su grado de deterioro. En esta ocasión, mencionó el artista, el procedimiento será menos complejo y se concentrará en la limpieza.

“En este caso no es necesario repatinar. Vamos a retirar el sarro con una solución de agua/vinagre o ácido acético, que es un tipo de sarricida muy suave de modo que no afecta la pátina y luego de esa limpieza vamos a aplicar un recubrimiento transparente epóxico con filtros UV que enriquecen los tonos de la patina y la protegen de la degradación del medio ambiente y luz solar”, dijo.

Fuentes explicó también que debido al ambiente que hay en el centro, entre la contaminación vehicular y urbana y el constante contacto con el agua, la pieza se deteriora rápido, por lo que recomienda más este tipo de procesos de conservación cada cierto tiempo que una restauración a largo plazo. Este último procedimiento, además, termina modificando un poco del estado de la obra original.