Proceden. La investigación en torno al deceso quedará en manos de la Unidad de Investigación de Homicidios de la FGE. Foto: Jetza Múzquiz
En Twitter, a través de #MeTooEscritoresMexicanos, Jorge Rangel fue señalado de intento de violación por dos escritoras; tres meses después se quitó la vida

Jorge Antonio Rangel Guerrero, mejor conocido como, artista sonoro, músico y escritor, denunciado en marzo pasado durante el movimiento #MeTooEscritoresMexicanos, cometió suicidio la mañana de ayer.

Jorge Rangel, quien fue becario del PECDA en el área de artes digitales e integrante del Seminario de Literatura “Francisco José Amparán”, tenía 34 años y era señalado por intento de violación, de acuerdo a los testimonios de dos escritoras.

Fue cerca de las 09:00 horas que se reportaron los hechos a los números de emergencia 911, acudiendo elementos del Cuerpo de Bomberos hasta un domicilio de la calle Valencia 226, de la colonia Villas de Aranjuez.

Foto: Jetza Múzquiz

Sus padres comentaron a las autoridades municipales y ministeriales que para este lunes tenían previsto un viaje a Sabinas, por lo que intentaron avisar a Jorge que ya iban a irse, pero éste no respondió.

Al entrar en su habitación, vieron a su hijo en el closet, donde se había ahorcado, por lo que pronto apuraron a los servicios de rescate, pero los paramédicos sólo confirmaron el deceso que, aparentemente, ocurrió durante la noche.

Sus familiares además explicaron que Jorge actualmente se desempeñaba como maestro de inglés, pero no especificaron cuál era el lugar donde daba clases, omitiendo la formación artística o los escándalos en los que estaba inmiscuido.

Suicida. Jorge Antonio Rangel Guerrero no soportó le presión de la denuncia y decidió matarse.

EL TUIT QUE DETONÓ LA DENUNCIA Y EL SUICIDIO

“Jorge Rangel, que ni a escritor llega pero sí es compa de muchos escritores en Saltillo, Coahuila. Se metió a un cuarto donde yo dormía borracha, me manoseó y acorraló y no me dejaba salir #MeTooEscritoresMexicanos”, denunció la joven en su cuenta de Twitter.

El tuit fue respondido por el escritor Julián Herbert así: “Yo estaba ahí. Esto sucedió en mi casa. Al principio no entendí lo que pasaba, luego I. me explicó y me disculpé con ella, pero no le di la importancia debida. Tampoco se lo mencioné a nadie; pero puedo corroborar que es cierto. Lo lamento”.

Este caso se suma al del escritor Armando Vega Gil, quien se mató por una denuncia en redes de acoso sexual a una menor.

Quien fuera miembro del grupo Botellita de Jerez y escritor de libros infantiles, dejó una carta en la que se dijo afectado en su reputación, lo que lo orilló a tomar la fatal decisión