Internet
Lilia María Flores Boardman, en sus últimos días al frente de la Alcaldía indicó que subastaría el predio donde se encuentra la granja pública que hospeda a 40 animales

RAMOS ARIZPE, COAH.- Al final de la administración de Tita Flores se intentó vender el terreno de “Mi Granjita” argumentando que las ganancias se utilizarían para “bachear” el municipio. José María Morales, actual Alcalde se mostró a favor de mantener este tipo de proyectos, pero indicó que tendría que revisar el procedimiento administrativo de este lugar.

En diciembre, Lilia María Flores Boardman, en sus últimos días al frente de la Alcaldía indicó que subastaría el predio donde se encuentra la granja pública que hospeda a 40 animales y que dejaría el dinero etiquetado para que la administración entrante usara ese dinero en tapar los baches del municipio.

Al respecto, “Chema” Morales declaró que sabe del proceso que se hizo en Cabildo para rematar esta propiedad y que “se tiene que hacer toda una serie de procedimientos para hacerlo”.

“Yo estoy a favor de que programas como La Granjita se mantengan y continúen. Yo creo que la gente de Ramos Arizpe está ávida de tener lugares de esparcimiento, lugares de recreación y lejos de andar quitando uno, tenemos que ver qué abrimos”, asegura el Alcalde.

En sus últimos días de gestión “Tita” declaró que la atracción le costaba al Municipio 40 mil pesos mensuales y que buscaría reubicarlo para poder llevar a cabo la venta.

“Mi Granjita” fue inaugurada en 2014 por el entonces alcalde Ricardo Aguirre, quien dijo en su momento: “Es un área que hace falta, tenemos mucha industria, la mancha urbana está creciendo y estas áreas hay que rescatarlas y que permanezcan”.

Los animales que hay en la granja son propiedad de un particular, mismo que los renta al Municipio.