Especial
Destacan que pandemia vino a dar la puntilla a la economía

Estruendosa caída de -18.9% sufrió el PIB durante el segundo trimestre de 2020, para la iniciativa privada son focos rojos y es una alerta importante para quien toma decisiones a nivel político, económico.

El director del Instituto de Estudios Empresariales Coahuila Sureste (IEECS), Antonio Serrano Camarena reconoció que esto es algo que ya se esperaba ante el proceso de contingencia sanitaria que obliga a restringir la actividad económica.

Es un dato negativo que impacta mucho a la economía, principalmente vía el desempleo y el ingreso de las personas, además de que se está contrayendo la oferta de productos, bienes y servicios de las empresas.

Responsable de la caída no es totalmente el impacto del COVID-19, pues desde inicios de año venía una inercia negativa con caídas de -0.2% y –0.1% durante los dos primeros meses del año y de -2.4% para el tercer mes; aunque es difícil separar que tanto corresponde a la COVID-19 y que tanto a un mal manejo en general de la economía.

Por lo pronto, Serrano Camarena indicó que los siguientes trimestre seguirán las caídas y este año estimó se cerrará con una caída de -12% anual, números positivos hasta el tercer trimestre de 2021. “El problema ahora será cómo ir subiendo ese -18.9%”.

El presidente de Canacintra Coahuila Sureste, José Antonio Lazcano Ponce reconoció que la caída del PIB ya se esperaba dadas las condiciones que se viven, análisis económicos y financieros ya lo preveían, por ello, no asusta a nadie, pero si preocupa y confirma que la situación del País es crítica y que urge la reactivación económica.

“Son focos rojos, es una alerta importante para quien toma decisiones a todos los niveles tanto políticos, económicos y la iniciativa privada, para en medio de la pandemia y llegando al punto máximo de está, tratar de estabilizar la economía y aprender a vivir de esa manera”, indicó.

Lazcano Ponce añadió que también ahora será importante planear y tomar las previsiones de una forma coordinada y conjunta entre Gobierno e iniciativa privada para que el rebote que tanto se ha dicho por parte del Presidente que es en forma de una V, no tarde meses o años en retomar la actividad que se tenía anteriormente.