Sale. El cohete Falcon 9 SpaceX despegó del complejo de lanzamiento espacial 40 de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral. / EFE
Además de la pechuga de pavo ahumada y las guarniciones para la cena de Navidad, la entrega incluye 40 ratones y 36 mil gusanos para estudios

FLORIDA, EU.- Un pavo navideño va volando hacia la Estación Espacial Internacional, junto con salsa de arándano, batata acaramelada y la obligada tarta de frutas.

SpaceX envió las provisiones navideñas en un Falcon 9, que atravesó el claro y fresco cielo. La primera etapa del cohete debía aterrizar en Cabo Cañaveral una vez que concluyera el trabajo, pero se estrelló en el océano Atlántico.

Además de la pechuga de pavo ahumada y las guarniciones para la cena de Navidad, la entrega incluye 40 ratones y 36 mil gusanos para estudios de envejecimiento y musculares, respectivamente.

Los investigadores esperan multiplicar por diez la cantidad de gusanos. Habrá bastante lugar a bordo para todos los pequeños nematodos. Resulta que sus músculos son similares a los nuestros en estructura y función, haciéndolos perfectos sustitutos de laboratorio, dijo el científico jefe Timothy Etheridge de la Universidad de Exeter en Inglaterra. El lanzamiento se retrasó un día.