internet
Un hombre de 41 años ha recibido la condena más larga de la historia, por violar a su hija adolescente durante 4 años

Rene López, de 41 años, residente de California, Estados Unidos, fue sentenciado hace unos días a 1,503 años de cárcel por haber abusado sexualmente de su propia hija durante 4 años. Siendo así la condena más larga de la historia.

Durante cuatro años, del 2009 al 2013, Rene López abusó dos o tres veces por semana de su hija, que era menor cuando comenzaron las agresiones sexuales.

Según informan algunos portales de noticias, la joven fue violada por primera vez por un amigo de la familia, y posteriormente fue abusada por su propio padre. Incluso hay registros de que quedó embarazada, pero el hombre le pago el aborto.

La víctima, ahora de 23 años, logró alejarse de su padre en 2013, pero aun así él la acosaba, fue entonces cuando denunció los abusos que había sufrido, y López fue detenido en noviembre de 2013.

Hace unos días fue declarado culpable con 186 cargos por abuso sexual, muchos de ellos contra una menor.