Foto: Especial

Todavía la semana pasada que mencionamos la única nominación que tuvo para los Premios TVyNovelas la olvidable “El Bienamado” comentamos que no esperábamos gran cosa de “Hijas de la luna”.

No era para menos, porque previa a “El Bienamado” el productor coahuilense Nicandro Díaz, si bien había gozado de éxitos telenoveleros como “Destilando Amor” (2007); “Soy tu dueña” (2010) o “Amores verdaderos” (2012) nos hizo llegar a desconfiar de su buena mano con el lamentable resultado final de productos como “Mañana es para siempre” (2008) o “Hasta el fin del mundo” (2014) y teniendo el referente de originales muy superiores como las producciones de Azteca como “Cuando seas mía”, del 2001, primer refrito mexicano de la colombiana “Café con aroma de mujer”, de 1994, antes de “Destilando amor” o “Amor en custodia”, del 2005,  aquella televisora había tenido un digno producto nacional en la primera versión de la colombiana “Las Juanas”, del 2004,
Y nada, que la versión de “Las Juanas” que “Las Estrellas” estrenó el lunes pasado bajo el título de “Hijas de la luna” nos remontó a la muy grata sorpresa que dio Nicandro Díaz con su primera asignatura como productor de Televisa, hace justo 20 años con el refrito del clásico “Gotita de gente” que fue en 1998 “Gotita de amor”, pero si en aquel entonces fue un parteaguas para subsiguientes  producciones de corte infantil como lo fueron “Carita de ángel” o “¡Vivan los niños!”, con “Hijas de la luna” estamos ante lo que podría ser el regreso de la barra de telenovelas juveniles que ya hace años desaparecieron como las infantiles, pero con un muy buen balance entre el elenco juvenil y de actores maduros que refrescan verdaderamente la pantalla. 

Es cierto que es muy difícil lidiar con la sombra que le hacen a esta historia original del escritor colombiano Bernardo Romero, autor entre otras del clásico “Mirada de mujer”, las presencias que tuvieron en la original de Azteca primeros actores como Fernando Luján o Margarita Sanz cuyos personajes hacen para Televisa Omar Fierro (de regreso a “la casa” que lo vio nacer como actor en 1988 con el clásico “Amor en silencio”) y Cythia Klitbo, o inclusive los jóvenes que en aquella versión interpretaron los hoy ya consolidados Andrés Palacios, Ana Serradilla, Martha Higareda, Paola Núñez y Claudia Álvarez, por mencionar sólo algunos, pero con todo y los musicales metidos con calzador, esta comedia con toques sobrenaturales cumple con el entretener y divertir en tiempos de cólera.

Así, entre el talento joven se destaca en el personaje que hizo Andrés Palacios el reciente ganador del Premio TVyNovelas al Mejor Villano del 2017 Danilo Carrera (“La doble vida de Estela Carrillo”), pero junto a él el regreso de Michelle Renaud (“Pasión y poder”) tras casarse y dar a luz; Mario Morán , recién visto en la producción de Imagen TV “¡Muy Padres!”: Jonathan Becerra (“¡Qué pobres tan ricos!”), entre otros más. Si quiere divertirse sin muchas exigencias siga a estas “Hijas…”.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com