La empresa se suma a las medidas que buscan mitigar el impacto económico en los ciudadanos.

HSBC Méxicoque es uno de los cuatro bancos más grandes de México, con 964 sucursales y 4800 cajeros automáticos, informó en un comunicado que los usuarios podrán aplazar sus pagos mensuales de capital e intereses hasta por seis meses. La información se difundió a través de Twitter el día de ayer y está relacionada con las medidas tomadas contra el COVID-19.

Foto: Twitter

También aplicará la reducción del monto de su pago mensual, incluyendo la posibilidad de ampliar el plazo establecido inicialmente; así como el acceso a un descuento en su saldo por pago anticipado. Todo esto con el slogan “Somos un mundo llamado México”

Estas medidas aplicarán para clientes de tarjeta de crédito, crédito personal, crédito de nómina, créditos hipotecario y automotriz. También para el financiamiento a la pequeñas y medianas empresas (Pymes) que lo soliciten.

Para que el cliente pueda acceder a estas medidas de apoyo, tendrá que contactar al banco en línea o vía telefónica para que conozca las restricciones y opciones que tiene según su cuenta. El teléfono es 555-721 8570 y los horarios de atención son de lunes a sábado de 8 a 21 horas.

Juan Parma, director general adjunto de Banca de Consumo de HSBC México y de América Latina, aseveró que “es momento de dar la mano a nuestros clientes que lo necesitan. Por eso les pedimos que se acerquen a nosotros: juntos encontraremos la mejor solución”.

Para los clientes de tarjeta de crédito, también se aplicará tres meses sin intereses en automático y sin restricción en compras.

Vanguardia realizó llamadas a lo largo del día para solicitar una entrevista, pero el teléfono se encontraba saturado. El comunicado y la información se difundió por canales oficiales de la empresa bancaria y pronto se darán más detalles. 

Banorte también se sumó a estas medidas, para apoyar al país en la crisis económica que se avecina.

Quetzali García

Reportera y maestra rural. Se ha desempeñado desde hace 15 años en temas de educación, cultura digital, historias de vida y derechos humanos. Ha trabajado en los géneros de periodismo narrativo, crónica y reportaje. Licenciada en Educación Secundaria. Se desempeña actualmente como profesora y editora de Semanario. Ganadora de premios como el Estatal de Periodismo 2006 en entrevista cultural y primer lugar en la categoría de Ensayo del Premio Manuel Acuña 2013