Eduardo Olmos Castro, diputado local | Foto: Sandra Gómez
A nivel nacional existe una gran preocupación por el tema del robo de identidad, ahora una buena parte de las transacciones de alguna manera requieren datos personales más específicos

Torreón, Coahuila. -  La creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, con la intención de que los operadores del país recaben datos personales y biométricos, preocupa porque después el padrón se puede encontrar en el mercado negro, dijo el diputado local, Eduardo Olmos Castro.

Es por ello que en el Congreso del Local se ha insistido a que se analice con más detenimiento, que no se le legisle al vapor una decisión que implicaría tener los datos biométricos de los mexicanos con el temor de que puedan ser utilizados por la delincuencia organizada.

A nivel nacional existe una gran preocupación por el tema del robo de identidad, ahora una buena parte de las transacciones de alguna manera requieren datos personales más específicos.

Pero las preocupaciones no son infundadas, pues en el 2008 se creó una medida similar llamada Renaut que recabó datos personales de millones de personas en el país con una línea de teléfono móvil. Sin embargo, en 2010 los datos se pusieron a la venta en Internet por 500 pesos.

El argumento bajo el que se escuda la necesidad de este Padrón de Usuarios de Telefonía Móvil es para reducir los delitos de extorsión y secuestro que se orquestan mediante líneas telefónicas.

Además, recalcó que para solucionar el problema de las llamadas de extorsión desde los penales no se necesita recabar información biométrica de los usuarios, solo es necesario colocar inhibidores de señal para que las llamadas no entren ni salgan del penal.