El hombre de 65 años llegó al filtro de la Cruz Roja. ESPECIAL
El paciente de nombre Francisco, manifestó una semana antes viajó a Monterrey para unos estudios en una clínica oftalmológica, y que en el camión de regreso a Saltillo había unos 17 pasajeros más

A las instalaciones de la Cruz Roja llegó un hombre con un cuadro clínico que de inmediato se trató como sospecha del COVID-19: se le dio la atención pertinente y los cuidados correspondientes, para posteriormente trasladarlo a las instalaciones de la Clínica 1 del IMSS para su observación, pero horas después se “escapó” del lugar.

A las 14:30 horas de ayer, a la Cruz Roja arribó un hombre de 61 años, el cual al ser revisado presentaba 39 grados de temperatura

De inmediato comenzó el protocolo en esta contingencia: se le envió al área de aislados y un médico lo revisó, presentando además de la fiebre, tos seca y cansancio; además padece hipertensión y diabetes.

El médico de guardia no dudó y el paciente se determinó cómo sospecha de coronavirus, preparándose los socorristas para realizar el traslado con las medidas de precaución.

El paciente de nombre Francisco, manifestó una semana antes viajó a Monterrey para unos estudios en una clínica oftalmológica, y que en el camión de regreso a Saltillo había unos 17 pasajeros más.

Sin embargo, por la noche fuentes informaron a VANGUARDIA que el hombre se salió de la Clínica del IMSS, alertando a las autoridades sanitarias.