Escapa. La estudiante nunca se rindió ante el atacante, y eso le valió para salir bien librada. /ULISES MARTÍNEZ
Estudiante del Conalep fue atacada por un sujeto, en su lucha fue auxiliada por empleado de la escuela

Por una crisis nerviosa luego de sufrir un intento de violación en  la colonia Hidalgo, Melissa —de 17 años—, recibió atención de paramédicos de la Cruz Roja.

Minutos antes de las 08:00 horas, la joven se dirigía a su escuela por el bulevar Allende, cuando fue interceptada por un hombre vestido de negro, el cual la agredió e intentó someter.

Asustada la joven opuso resistencia y forcejeó con el atacante por unos minutos, y cuando se encontraba casi sin fuerzas, una luz de esperanza brilló, luego de que uno de los trabajadores de la institución educativa se percató de lo ocurrido.

Como vio que forcejeaban, el empleado del Conalep se acercó y al verlo el sujeto se asustó y echó a correr.

LO LOCALIZAN; NO LO DETIENEN
El agresor no se dio cuenta que era seguido, hasta que cuadras más abajo, cuando estaba con sus amigos; lo notó y se escondió en un domicilio.

Fue en ese momento que se dio aviso a la policía, y aunque los oficiales fueron a revisar el domicilio donde se presume entraron las personas, entre ellas el agresor, no se logró ingresar la casa porque carecían de orden. 

Personal de la Policía Municipal arribó al colegio al que fue llevada y atendida Melissa, quien quedó en manos de los maestros y sus padres.

TEMOR
Por fortuna no se llevó a cabo el acto que pretendía el agresor y autoridades del Conalep manifestaron que a pesar de los rondines de las autoridades, siguen pasando este tipo de situaciones, por lo que piden más vigilancia.