En entredicho. Moscú acusa a Washington de labor de difamación. / ESPECIAL
El Ministerio ruso de Defensa lo negó y reiteró que todos los 26 misiles lanzados alcanzaron sus objetivos contra posiciones rebeldes en Siria.

WASHINGTON.- Al menos cuatro misiles de crucero disparados el miércoles por Rusia desde el mar Caspio cayeron accidentalmente en Irán, según dijeron ayer funcionarios del Gobierno de Barack Obama a medios estadounidenses. 

El Ministerio ruso de Defensa lo negó y reiteró que todos los 26 misiles lanzados alcanzaron sus objetivos contra posiciones rebeldes en Siria, como había anunciado el miércoles.

Los lanzamientos se hicieron desde navíos a unos mil 500 kilómetros de distancia de Siria, sobrevolando Irán e Irak. 

Los misiles que no habrían alcanzado su objetivo cayeron en una zona rural en Irán, según la cadena televisiva NBC.

Se desconoce si su impacto pudo causar víctimas mortales.

El Pentágono y el Departamento de Estado declinaron valorar las informaciones periodísticas. 

Los medios públicos iraníes no hicieron ninguna reacción inmediata a esas informaciones, pero la agencia semioficial Fars consideró la información un ejemplo de propaganda de EU contra Rusia, según informa el diario The New York Times.

Desde que se inició la semana pasada, Washington ha criticado con dureza la ofensiva aérea rusa en Siria por considerar que legitima al régimen de Bachar el Asad y por apenas golpear posiciones del Estado Islámico (EI). 
EU lidera desde hace un año una coalición internacional que bombardea posiciones del grupo yihadista en Siria e Irak.

Los extremistas del EI son enemigo común de Washington, Moscú y Damasco.

En caso de confirmarse, la caída accidental de los misiles en Irán supondría un episodio embarazoso para Rusia. 

Con su campaña de apoyo a El Asad, el Gobierno de Vladimír Putin busca exhibir músculo militar y erigirse como un actor clave para resolver el polvorín sirio. La guerra civil en ese país estalló hace cuatro años y ha causado al menos 250 mil muertos.

El secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, consideró ayer, en la sede de la OTAN en Bruselas, “poco profesional” que Rusia no avisara con antelación al resto de la coalición que enfrenta al EI, sobre el lanzamiento de misiles. © EL PAÍS, SL. Todos los derechos reservados.