Reformas. Eduardo Ramírez Aguilar de Morena, destacó los ajustes constitucionales logrados por su partido. | Foto: El Universal
Senador destaca los ajustes constitucionales logrados por Morena

CDMX.- Los cimientos de la Cuarta Transformación ya están construidos, con reformas a 25% de la Constitución, lo que significa que Morena logró sumar el consenso de las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión, afirma el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar (Morena).

Subraya que el coordinador senatorial morenista, Ricardo Monreal Ávila, tiene pendientes dos cambios comprometidos con el Presidente de la República: derogar la inmunidad procesal, también llamada fuero, e incluir en la Carta Magna los programas sociales.

Realizadas estas reformas, el Ejecutivo federal tendrá completo el cuadro de ajustes a la Constitución, como lo requiere su propuesta de gobierno apoyada por el electorado en las urnas, en julio de 2018. De manera adicional, el trabajo legislativo podría atender proyectos que de manera individual impulsen los 128 senadores.

Con más de 30 artículos constitucionales reformados en el régimen de la Cuarta Transformación, el Senado ha hecho su parte en la expedición de “sólidas reformas radicales y profundas que nos permitan entregar resultados a favor de México”, expresa Ramírez Aguilar, en entrevista en el Senado.

Desde Álvaro Obregón, quien en 1921 promulgó la primera reforma constitucional, Enrique Peña Nieto tiene la marca del mayor número de modificaciones al texto, con 155 artículos.

A cargo de conducir la tarea legislativa de revisión de iniciativas y de minutas (los proyectos que hayan aprobado en San Lázaro, como Cámara de Origen), el senador Ramírez Aguilar asegura que las reformas que ha propuesto el Ejecutivo federal y que han sido objeto de un proceso de enriquecimiento en su contenido, representan ajustes de fondo.

El hecho es que al ganar la coalición Juntos Haremos Historia -Morena, PT, PES-, la Presidencia de la República y la mayoría en el Congreso “no teníamos las herramientas jurídicas, menos constitucionales, para llevar a cabo los objetivos de la Cuarta Transformación”.