foto: NASA
La agencia federal divulgó "los primeros sonidos grabados en la superficie de Marte" captados el pasado 20 de febrero gracias a la incorporación en el "rover", por primera vez, de dos micrófonos

Ayer la NASA presentó un vídeo captado por Perseverance de su propio aterrizaje en Marte... e incluso sonidos grabados en el planeta.

Perseverance recién está comenzando y ya ha proporcionado algunas de las imágenes más icónicas en la historia de la exploración espacial", manifestó a la prensa Steve Jurczyk, administrador de la NASA.

Agregó que el hecho refuerza "el notable nivel de ingeniería y precisión que se requiere para construir y volar un vehículo al planeta rojo", el quinto "rover" que la NASA pone en Marte.

De los videos se desprenden "miles" de imágenes que están siendo analizadas por los científicos de la NASA, que ya empezaron a clasificar las rocas que han visto, entre ellas, livianas, perforadas, oscuras y regolito.

El cráter Jezero fue escogido por la NASA porque se cree que fue un lago en el que desembocaba un río y por lo tanto puede ser rico en microorganismos fósiles, entre ellas piedras volcánicas que facilitan la lectura de la edad.

Durante la rueda de prensa, la agencia federal divulgó también "los primeros sonidos grabados en la superficie de Marte" captados el pasado 20 de febrero gracias a la incorporación en el "rover", por primera vez, de dos micrófonos.

En el primer segmento se escucha el vehículo espacial y un fuerte ruido del viento, y en el segundo algo de viento, pero principalmente un silencioso Marte.

Además de las nuevas interpretaciones sobre la superficie marciana y sus rocas, las imágenes derivadas del video, especialmente las del aterrizaje servirán para su análisis durante "años y años" de estas peligrosas maniobras de aterrizaje.

Allen Chen, líder de entrada, descenso y aterrizaje de Perseverance, dijo que aunque se "comportó como era lo esperado", observaron unos tres detalles que se deben analizar y mejorar, uno de ellos relacionado con el paracaídas supersónico. 

(Con información de EFE)