Foto: Especial
A decir de EPC, la Cofepris no cumplió con lo establecido en la Ensod, ya que retomó un etiquetado diseñado por la industria sin consultar a los institutos nacionales de salud, la academia, organismos internacionales ni organizaciones de la sociedad civil

La organización no gubernamental El Poder del Consumidor (EPC) aseguró que el gobierno mexicano ha fallado en proteger el derecho a la salud de la población y que los consumidores en este país no tienen acceso a la información mínima requerida para elegir productos más saludables, ya que el única vía para hacerlo es mediante las etiquetas de alimentos y bebidas.

En conferencia de prensa, Alejandro Calvillo, presidente de EPC, señaló que este miércoles ministros de la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolverán el amparo en revisión 240/2018 que presentaron en 2015 luego de la implementación del etiquetado frontal obligatorio con el formato Guías Diarias de Alimentación (GDA) que desde 2011 utilizaba en forma voluntaria la industria de bebidas y alimentos.

Siguiendo las recomendaciones internacionales, dijo la ONG, la Estrategia Nacional para Prevención y Control de Sobrepeso, la Obesidad y Diabetes (Ensod) instruyó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) establecer un etiquetado frontal en alimentos y bebidas de fácil entendimiento conforme a las mejores prácticas internacionales, que permitiera a consumidores realizar selecciones más saludables, indicando los criterios nutrimentales, entre ellos, que debería informar sobre azúcares añadidos, estableciendo un consumo diario no mayor a 200 kilocalorías.

Foto: Especial

A decir de EPC, la Cofepris no cumplió con lo establecido en la Ensod, ya que retomó un etiquetado diseñado por la industria sin consultar a los institutos nacionales de salud, la academia, organismos internacionales ni organizaciones de la sociedad civil. Al respecto, reiteró, en México se tiene que replantear el etiquetado frontal.

Derechos humanos

Acompañado por miembros de la ONG –el abogado Javier Zúñiga y Fiorella Espinosa, coordinadora de Salud Alimentaria–, Calvillo dijo que ante el amparo interpuesto por EPC en 2015, el octavo juez de distrito resolvió que el etiquetado de alimentos avalado por Cofepris viola los derechos humanos, como el derecho a la salud, así como a la información de los consumidores.

En 2017 un tribunal colegiado decidió que, debido a la importancia del caso, debería ser la SCJN quien resolviera. Los ministros se encuentran frente a una decisión muy importante para enfrentar las emergencias epidemiológicas de obesidad y diabetes en México.

En caso de ganar el amparo, la mayoría de productos tendrán que modificar sus etiquetados. En Chile, recientemente introdujo sellos que indican si el producto es alto en azúcares, grasas, sodio o calorías.