Foto: Especial
Julio César Cortez Martínez, ex elemento de la AFI que enganchó a mujeres para prostituirlas, les cobraba hospedaje, la sesión de fotos para promoverlas y el transporte de cada servicio

Julio César Cortez Martínez, ex elemento de la Agencia Federal de Investigación, de la Procuraduría General de la República, se quedaba hasta con 2 mil 500 pesos por cada sexoservicio de mujeres quienes eran exhibidas en la página web Zona Divas, informó la Procuraduría capitalina.

“Una vez que llegaban al país eran obligadas a prostituirse y el inculpado se quedaba con la mitad del dinero obtenido por cada sexoservicio, bajo el argumento de que era el dueño de la agencia en la que las anunciaba en Internet”, dijo Juana Camila Bautista, fiscal de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas.

En conferencia de prensa, la funcionaria detalló que “los servicios iban de los 3 a los 5 mil pesos. Él se quedaba con el 50 por ciento. Les llevaba todos los gastos de transporte, de la alimentación, vestido y hospedaje”.

Precisó que con el dinero obtenido, las mujeres debían pagarle al ex agente el boleto de avión, el hospedaje, ya que alquilaba la habitación de un hotel en la colonia Ciudad de los Deportes; la sesión fotográfica para promoverlas y el transporte que las llevaba a cada servicio en los diferentes lugares de la Ciudad de México.

La página Zona Divas ya fue dada de baja, pero existen personas allegadas que operan de la misma forma desde otro sitio web. Foto: Especial

Ayer se informó que Cortez Martínez, quien fungía como operador y mano derecha de los administradores de Zona Divas, fue detenido en la colonia Vallejo en la delegación Gustavo A Madero.

La fiscal dijo que el hombre de 41 años está acusado de explotar sexualmente a varias mujeres de origen extranjero, las cuales eran anunciadas a través de la página Zona Divas, la cual ya fue dada de baja, pero existen personas allegadas que operan de la misma forma desde otro sitio web.