AP
La principal marcha opositora se celebró ayer en Minsk, donde la oposición reunió a cerca de 200 mil personas

MINSK, BLR.- Una marea humana volvió a desafiar ayer al presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, en el marco de una serie de multitudinarias protestas, que se celebraron tanto en Minsk como en otras ciudades bielorrusas.

“Vete”, “Confiamos, podemos, ganaremos” y “Viva Bielorrusia”, fueron las principales consignas coreadas ayer por los manifestantes, que salieron a las calles de esa antigua república soviética para protestar contra los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto.

La principal marcha opositora se celebró ayer en Minsk, donde la oposición reunió a cerca de 200 mil personas, según sus propios cálculos. Las protestas contra los resultados de las elecciones en Bielorrusia se han saldado hasta ahora con cerca de 7 mil detenidos y decenas de desaparecidos.