JOSÉ ANTONIO GALI. Foto: Archivo
La columna Bajo Reserva de El Universal, expone que atrás el apoyo panista al candidato Guillermo Pacheco Pulido, está el ex gobernador José Antonio Gali

La edición exprés de Bajo Reserva --columna que surge de las entrañas de El Universal--, expone en su entrega vespertina de este martes 22, que la "mano que mece la cuna" en el caso del apoyo panista al candidato priista Guillermo Pacheco Pulido a la gubernatura de Puebla, está el ex gobernador propuesto por el PAN en aquel entonces, José Antonio Gali.

Y es que tras la muerte trágica de la gobernadora poblana Martha Erika Alonso y de su esposo el senador Rafael Moreno Valle Rosas, la situación en Puebla se vio enfrentada entre los diversos actores políticos.

En la sociedad civil era bien visto el abogado Pacheco Pulido antes de que fuera el abanderado priista a la gubernatura de Puebla, pues reflejaba una especie de neutralidad ante los actores empresariales, políticos y sociales en aquella entidad.

Según Bajo Reserva, Gali Fayad "preparó el camino" para que el priista ocupara el interinato, pues su partido no podría aspirar a ese cargo, ya que su candidato, Jesús Rodríguez Almeida no cumplía el requisito de ser poblano.

Para los panistas fue una sorpresa el saber que Tony fue quien les cerró las puertas en esta oportunidad de seguir al frente de la entidad.

Igualmente, la columna expone que Guillermo Pacheco Pulido es un "incondicional" de Manuel Bartlett, director de la CFE del gobierno de AMLO, por lo que se ve el trabajo político que está haciendo Antonio Gali, encaminado a las elecciones extraordinarias de junio.