Atribuciones. La ley establece criterios para armonizar los asentamientos humanos con el orden ecológico (Ampliación Teresitas). / Archivo
Una de las novedades respecto a la Ley anterior en la materia es que se incorpora el ordenamiento territorial

A iniciativa del Gobernador del Estado, Miguel Riquelme Solís, el Congreso del Estado expidió la nueva Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado, mediante la cual se establecen los criterios para armonizar la planeación y la ordenación de los asentamientos humanos con el ordenamiento ecológico del territorio.

Una de las novedades respecto a la Ley anterior en la materia es que se incorpora el ordenamiento territorial, pues se establecen las bases conforme a los cuales el Estado y los municipios ejercerán sus atribuciones para zonificar el territorio y determinar los usos de suelo, reservas y destinos de áreas y predios que regulan la propiedad en los centros de población.

“Se regulan las acciones y fijar los criterios para que exista una efectiva congruencia, coordinación y participación entre, las autoridades estatales y municipales a que se sujetará la planeación de la fundación, crecimiento, mejoramiento, consolidación y conservación de los centros de población en la entidad y asentamientos humanos, garantizando en todo momento la protección y el acceso equitativo a los espacios públicos”, señala el dictamen.

Además, se establecen las normas generales para la construcción, ampliación, remodelación, reparación, demolición y reconstrucción de inmuebles de propiedad pública o privada, así como de obras de equipamiento, infraestructura y servicios urbanos en la entidad y se fijan las normas básicas para la prevención de riesgos y contingencias en los asentamientos humanos, tendiente a garantizar la seguridad y protección civil de sus habitantes.

“Se regula la concurrencia que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos entre el Estado y los municipios, para la planeación, ordenación y regulación de los asentamientos humanos. Se establecen los criterios para armonizar la planeación y la ordenación de los asentamientos humanos con el ordenamiento ecológico del territorio y la seguridad de sus habitantes”.