Omar Saucedo
Los aficionados recordaron a sus seres queridos que murieron sin ver al equipo campeón

Sin duda alguna, lo más importante en una organización deportiva son sus aficionados, pues son ellos quienes mantienen vigente a un club y los impulsan a seguir construyendo su historia.

Los Acereros de Monclova viven un sueño al conseguir su primera corona dentro de la LMB luego de 45 años de historia, un título que es especial para todos sus fanáticos, incluyendo los que ya no están en este mundo terrenal.

Omar Saucedo

Por ello, luego de un inolvidable 2 de octubre para la Furia Azul, muchos aficionados recordaron a sus seres queridos, a quienes les hubiera encantado ver a su equipo campeón y la vida no les alcanzó.

Al norte de Monclova, en Jardines del Recuerdo, de entre todos los sepulcros este día destaca uno. Aquel que tiene como ofrenda una bandera de los Acereros del orgulloso Monclova.

Omar Saucedo

La familia Arellano Garza no dejó atrás a Don Guillermo, quien descansa desde hace apenas un par de meses.

Seguro, un fiel seguidor de la Furia Azul, quien este año se ilusionó al ver a un equipo que desde el arranque de la campaña levantó la mano como firme candidato a la corona.

El tiempo no alcanzó para verlos coronarse, pero su familia se encargó de honrarlo y sumarlo al festejo de los Acereros, equipo del que Don Guillermo, como muchos otros aficionados, son parte de su historia.