Tiene deuda a corto plazo que asciende a 730 millones de euros de los cuales, 126 son pagos pendientes a otros clubes por los fichajes realizados. Foto: Tomada de Internet
Tiene deuda a corto plazo que asciende a 730 millones de euros de los cuales, 126 son pagos pendientes a otros clubes por los fichajes realizados

El club catalán, que a finales de 2020 dio a conocer las grandes cifras de su resultado económico en la temporada 2019-2020, ha hecho pública su memoria anual, en la que pone encima de la mesa un pasivo total de mil 173 millones de euros, una cifra que diferentes fórmulas permiten reducir a una deuda neta de 488 millones de euros, pero que pone en evidencia la delicada situación financiera del club.

El pago de salarios a una de las plantillas más caras del futbol mundial representa 74 por ciento de los ingresos del club, lo que deja poco margen de maniobra para sanar sus números. 

Muchos socios quieren la continuidad de Messi, que ante tal panorama luce lejana. Su contrato termina en junio y se sentará a negociar tras la celebración de elecciones para designar al suplente de Bartomeu, cuya fecha está prevista para principios de marzo.

Los 729.5 millones de euros quedaron desglosados de la siguiente manera: 265 millones en deudas con entidades de crédito; 2.5 millones de euros en obligaciones y otros valores negociables; 164 millones en deudas con el personal deportivo y 298 millones en otros conceptos.

El club cerró el pasado ejercicio con una deuda neta de 488.4 millones de euros, pero la pandemia del coronavirus provocó una debacle estrepitosa y ahora el Barcelona debe negociar nuevas fechas de pago a sus acreedores.