Mañana se conmemora un aniversario más del inicio de nuestra gesta revolucionaria, que es en realidad lo que como mexicanos debemos festejar, más que el Buen Fin generado a raíz del feriado en sí.

 Y si hablamos de festejos con fecha del 20 de noviembre y en nuestro caso en relación al género de la telenovela, desde hace días y semanas atrás el prestigiado escritor, director y productor de telenovelas didácticas e históricas, Miguel Sabido, ha estado anunciando particularmente en la pantalla chica donde alcanzó sus más conocidos éxitos, algunos de los muchos festejos que se preparan en ocasión de sus ocho décadas de vida a las que llega justo el día de mañana y que incluyen, entre otros, un homenaje a realizarse el próximo 6 de diciembre en la Fundación Miguel Alemán, sobre telenovelas históricas en donde estará acompañado por el crítico de televisión Álvaro Cueva (“Alta Definición”).

 Uno de los tantos homenajes que merece el maestro Sabido sobre todo en vida, y es que fue precisamente en el año de 1962 como guionista de la teleserie “Las momias de Guanajuato”, que relataba varias historias ficticias que intentaban recrear las vidas que llevaron en vida estos famosos cuerpos momificados. Fue ahí donde el “Señor Telenovela”, Ernesto Alonso, productor de la misma, vio el potencial de Don Miguel para encargarle un ambicioso proyecto como el que en 1967 se consolidó en lo que se conoció como una de las primeras telenovelas históricas más importantes de la empresa como lo fue “La tormenta”, protagonizada por los primeros actores José Carlos Ruiz y María Elena Marqués, como el Benemérito de las Américas Benito Juárez y su esposa Margarita Maza.

 Con el éxito de “La tormenta” Miguel Sabido se siguió como guionista de “Los caudillos”, de 1968, que protagonizada por otros primeros actores como Enrique Rambal y Silvia Pinal, entre otros, recreaba la guerra de Independencia. En 1970 “La constitución”, la única telenovela protagonizada por “La Doña”, María Félix, para de ahí pasar a sentarse en la silla de director y productor de la primera telenovela didáctica de Televisa, “Ven Conmigo”, de 1975, que para quienes como niños combinábamos la enseñanza del aula con programas como “Plaza Sésamo” fue un deleite seguir como una trama en la que había una heroína (Alma Muriel) que tenía su conocido galán (Juan Pélaez), sus aspiraciones iban más allá de casarse y tener hijos sino aprender a leer y escribir para superarse.

 Si bien los desparecidos actores Alma Muriel y Juan Pélaez eran la pareja protagónica de “Ven Conmigo”, la primera actriz Silvia Derbez era la que encabezó el reparto de esa telenovela y cuando menos otras dos en los 70s, “Acompáñame”, en 1977, y “Vamos Juntos”, en 1979, cuyos títulos eran más invitaciones a temas como la planificación familiar, y si en los 80 “Caminemos” tuvo a otra primera actriz Marga López como protagonista, la última telenovela sobre problemáticas sociales que produjo Sabido para la empresa en 1997 que “Los hijos de nadie” fue otra vez Doña Silvia Derbez quien cerró “con broche de oro” una ilustre trayectoria de Don Miguel en la televisión mexicana.

Comentarios a: 
sopeoperas@yahoo.com