Foto: m.forocoches.com
Ford afirmó en un comunicado que el problema afecta a vehículos de los modelos 2011 a 2013 de la camioneta "pickup" F-150 con transmisión automática de seis velocidades.

Washington.- El fabricante de automóviles Ford llamó este miércoles a revisión cerca de 1,48 millones de camionetas "pickup" F-150 en Norteamérica por un defecto en la transmisión que permite que el vehículo se sitúe de forma inesperada en la primera marcha.

Ford afirmó en un comunicado que el problema afecta a vehículos de los modelos 2011 a 2013 de la camioneta "pickup" F-150 con transmisión automática de seis velocidades.

El problema parece haber causado cinco accidentes, según la compañía. En uno de ellos, la repentina reducción a primera marcha ocasionó lesiones cervicales a ocupantes del automóvil.

Ford señaló que el problema se produce por la pérdida intermitente de la señal del sensor de velocidad, lo que puede producir la reducción a primera.

"Dependiendo de la velocidad del vehículo, la reducción a primera marcha sin aviso podría resultar en una pérdida del control de vehículo, aumentando el riesgo de impacto", detalló Ford.


De los 1,48 millones de vehículos afectados, alrededor de 1,26 millones se encuentran en Estados Unidos y otros 221.000, en Canadá.

Ford declaró que, para solucionar el problema, los concesionarios de la compañía actualizarán el software del módulo de control de la transmisión en los vehículos afectados.

El fabricante también dijo que realizará otras dos llamadas a revisión que afectan a algo más de 33.000 vehículos de los modelos Lincoln Continental, Ford Mustang y Lincoln Nautilus y Navigator.

La primera llamada a revisión se refiere a 28.200 Lincoln Continental 2017 a 2019 en Estados Unidos y Canadá.

Los vehículos tienen problemas con el cierre de sus puertas, lo que puede hacer que se abran de forma inesperada cuando el vehículo está en funcionamiento.

La segunda afecta a 4.350 vehículos en Estados Unidos y Canadá, cuyos paneles de control no funcionan cuando el automóvil está en funcionamiento.

Los vehículos afectados son de los modelos Ford Mustang y Lincoln Nautilus y Navigator 2019.