"Frida no quiere a su familia, pero no gana lo suficiente ni para vivir, pero podría vivir con Carmen Salinas, ahí tiene un cuartito", comentó Enrique.

Cuando Alejandra Guzmán y Frida Sofía se agarraron del chongo alguien salió al rescate: al abuelo Enrique. La propia Frida lo hizo público cuando habló de la buena relación que tenía con su abuelo, a quién dijo veía más seguido que su mamá y con quien mantenía mucha comunicación vía telefónica. 

Fue a Enrique a quien Frida le confió que se quería dedicar a la música y fue uno de los primeros en escuchar en sencillo que lanzó de nombre "Ándale". En fin, todo iba viento en popa, hasta que Frida habló con su abuelo y coincidieron en todo, menos en una cosa: Alejandra Guzmán. 

  

Y es que cuando hablaron de ella Frida fue enfática al tildar a su madre de mujer de moral despistada, algo que Enrique no toleró: “Ella piensa que su mamá era una prostituta, yo no lo creo, no creo que la carrera artística de Alejandra tenga algo que ver con la prostitución, no ha tenido nada que ver con eso nunca, pero sí ha sido muy activa, entonces las envidias y los celos son personales”, declaró en entrevista para el programa Sale el Sol.

El papá de Ale salió en defensa de la rockera: “Alejandra está viviendo un momento muy difícil por las tonterías de Frida, que son tonterías de gente joven, dicen que la juventud es una enfermedad que se quita con el tiempo, está desbocada y ya ella sabe lo que hace es lo suficientemente mayor, tiene 28 años”.

 

 

Luego de este desencuentro el cantante finalmente decidió tomar distancia: “Quiero poner distancia, lo que no quiero es irme por un camino o por el otro, sino verlas desde algún lado y tratar de opinar lo que pueda, que lo que yo opine es una cosa y lo que hagan es otra”. 

Sin embargo, también dejó claro que hasta este momento y a pesar de que su nieta despotricó contra su famosa madre, es ella la que sigue manteniendo a su nieta.

Enrique tabién dejó claro que de parte de él, ya no la apoyará económicamente: “Ella vive en un departamento que Alejandra compró para ella, Frida todavía no gana lo suficiente ni para vivir, pero bueno, bien podría vivir con Carmen Salinas, ahí tiene un cuartito", bromeó.

“Quiere independizarse de toda la familia, le estorba la familia, ella quiere triunfar y ojalá lo logre. Ella no quiere a su familia, es muy difícil que yo le diga a mi nieta quiéreme si ella no quiere hacerlo, y si lo hace así ojalá que triunfe porque si no se va a quedar sola”, concluyó.

Y es que el pleito se dio porque Frida dio declaraciones es donde dijo no conocer si saber nada del nuevo nieto de Enrique Guzmán, hijo de Enrique Jr., hermano de Alejandra y tío de Frida.  

Frida no dijo no tenía ni idea de su existencia y Enrique Guzmán le dijo a Frida que la amaba, pero que ya no contaba más con su apoyo. Ella subió a sus redes sus conversaciones.