En la misma semana en la que Chris Hemsworth estrenó en Netflix la película “Misión Rescate” (“Extraction”), otro ex superhéroe también de origen australiano como Hugh Jackman estuvo de estreno a través de HBO.

Esto porque el actor que por casi dos décadas interpretó al Wolverine de “X-Men”,  después de la última entrega del mismo superhéroe que fue “Logan” (James Mangold, 2017), decidió enfocarse mayormente en dramas extraídos de historias de la realidad como los que pueden encontrarse disponibles en la mencionada plataforma de HBO  que son “The Front Runner”, dirigida por el cineasta de origen canadiense Jason Reitman (“Juno”; “Amor sin escalas”), del 2018, y la segunda “Bad Education”, segundo largometraje del joven director Cory Finley (“Thoroughbreds”), estrenada esta última semana, y que son nuestras recomendaciones de cine en casa del día de hoy.

“The Front Runner” (que podría traducirse como “El Favorito”) recrea el escándalo en el que se ve involucrado el senador norteamericano Gary Hart  (Jackman) en 1987 cuando en plena campaña presidencial por el partido demócrata en contra del candidato republicano George Bush y siendo el favorito por muchos tras casi ocho años de una política de altibajos como la del presidente Ronald Reagan, es captado por unos periodistas teniendo una aventura extramarital que a la larga viene a perjudicarlo gravemente en su carrera política. Jackman es acompañado por actores de primer nivel como Vera Farmiga (quien ya había trabajado con el director Reitman en la oscareable “Amor sin escalas”) y el ganador de la estatuilla J. K. Simmons (por “Whiplash: Música y obsesión”), entre otros.

En “Bad Education” (en español “Mala Educación”, por otro lado, Jackman interpreta a Frank Tassone, el muy querido superintendente de la preparatoria del distrito escolar de Roselyn, en Nueva York, a quien irónicamente es una de las mismas estudiantes del plantel la que descubre a través de un artículo publicado en el periódico escolar quien lo descubre tanto a él como a varios de sus subordinados en una red de corrupción que saca a la luz el más grande fraude perpetrado en contra de una institución escolar en la historia de Estados Unidos.

De una forma similar a “The Front Runner”, Jackman tiene replica en esta historia con otra ganadora del Oscar como la primera actriz Allison Janney (por “Yo, Tonya”) en el papel de Pam Gluckin, la mano derecha de Tassone en la superintendencia y quien resulta ser la primera “cabeza” que rueda dentro del escándalo. De los dos filmes se puede destacar, en primera instancia, la versatilidad de Hugh Jackman en interpretar desde un político sexoso y heterosexual a un directivo siniestro, a su vez homosexual de closet quien navega con la bandera de una viudez también hetero que no tiene, y en una segunda que coinciden en retomar un par de escándalos que, curiosamente, a pesar de ser de años y contextos diferentes, a través del periodismo (sensacionalista y escolar, de forma respectiva) salen a la luz.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.