Foto: Especial
Ernesto Hernández aseveró que la confianza que tiene la firma automotriz en México se refleja con la producción de las nuevas pick up

México.- El presidente y director general de General Motors México, Ernesto Hernández, aseguró que tras la firma del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la armadora sigue comprometida con el país para incrementar su capacidad de producción.

“En el caso de GM seguimos comprometidos con México y nuestra manufactura responde a las necesidades del país y no ha parado ni un solo proyecto. México sigue siendo un polo importante de atracción de inversión extranjera, así que no vemos más que cosas positivas en el futuro”, afirmó durante la presentación de las nuevas versiones de Cheyenne y Silverado 2019 que se fabricarán en el país.

El directivo aseveró que en cuanto a producción se refiere, si bien la inversión ya se hizo y fue de cinco mil millones de dólares en los últimos cinco años, ahora el compromiso es optimizar y llegar a la máxima capacidad de producción “que no hemos alcanzado”, por lo que la empresa aún tiene posibilidades de crecimiento en el territorio nacional.

Al hablar sobre los retos de la próxima administración federal, expuso que “es difícil saber cómo vamos a arrancar”, pero aseguró que la empresa tiene la experiencia de participar en diferentes mercados con diferentes tipos de gobierno, “y haremos lo que tenemos que hacer”.

Ernesto Hernández aseveró que la confianza que tiene la firma automotriz en México se refleja con la producción de las nuevas pick up en la planta de Silao, Guanajuato; tanto, que la producción de la nueva Blazer en las instalaciones de Ramos Arizpe, Coahuila, iniciará en la primera parte de 2019.