Foto: Especial
General Motors va en serio con el tema de la electrificación. La marca está reduciendo el costo de las baterías y de sus autos

POR GERARDO GARCÍA PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

No es ningún secreto que la tecnología de propulsión eléctrica para los autos es muy costosa: las baterías son caras, el costo de desarrollo es alto y el volumen de ventas no es elevado, sin embargo, General Motors asegura que sus autos eléctricos costarán lo mismo que uno de combustión interna más pronto de lo que imaginamos.

La firma estadounidense está preparando una ofensiva en la que se tienen contemplados 20 modelos eléctricos a nivel global para 2023. Su modelo insignia actualmente es el Bolt, aunque según reportes, Chevrolet pierde cientos de dólares con cada unidad vendida, aun cuando este modelo cuesta casi el doble que sus equivalentes de combustión interna.

Mark Reuss, presidente de General Motors, indica que llegarán a la paridad de costos entre ambos tipos de modelos mucho antes de lo que esperamos, sin precisar todavía una fecha. Nissan realizó declaraciones similares hace tiempo y aseguró que lo conseguiría a principios de la década de 2020.

General Motors va en serio con el tema de la electrificación. La marca está reduciendo el costo de las baterías y de sus autos, por lo que pronto podrían alcanzar la rentabilidad vendiendo vehículos eléctricos.

Foto: Especial

El Chevrolet Bolt EV es uno de los pocos autos eléctricos a la venta en México. Su precio es de 806,300 pesos y cuenta con una batería de 60 kWh, que según cifras de la EPA, le basta para conseguir una autonomía de 383 kilómetros con carga completa. Su motor desarrolla 200 hp y 265 lb-pie.

POR GERARDO GARCÍA PARA MOTORPASIÓN MÉXICO