Cortesía
El equipo de Los Ángeles decidió rescindir el contrato del delantero mexicano, que aparentemente no aceptó reducir su salario

Luego de que fuentes indicaron que Giovani dos Santos y el Galaxy habían llegado a un acuerdo de reducción de sueldo y retirar la etiqueta de jugador franqucia, finalmente se supo que el equipo no llegó a un acuerdo satisfactorio con el futbolista y decidió pagar el resto de su contrato para rescindirlo.

Aparentemente el propio futbolista negó a sufrir una reducción de sueldo, algo cercano a los 4 millones 250 mil dólares anuales, por lo que el equipo decidió pagarle los 6 millones de dólares que se le adeudan para deshacer el contrato y así tener más margen de maniobra en el tope salarial en la firma de otro posible refuerzo.

Quiza esta decisió se deba a que el mayor de los Dos Santos ha ido de más a menos en su desempeño dentro del equipo desde que llegó para la temporada 2016 procedente del Villarreal de España.

En la campaña 2018 apenas jugó 14 partidos, sólo 10 como titular, de los 34 que disputó el equipo en la MLS y metió tres goles, lo que provocó que el técnico Guillermo Barros Schelotto lo fuera marginando del equipo.

Algo que la afición comenzó a cuestionar, ya que se trataba de uno de los jugadores con mejor sueldo del equipo y que no se refeljaba en la cancha.

Incluso se llegó a especular sobre su salida del club antes del Mundial de Rusia, en el que sonaba fuerte para llegar a México con el América, Chivas o el Monterrey, algo que finalmente no ocurrió.

 

Además hay que agregar sus constantes lesiones que ha sufrido a lo largo de su carrera, de hecho por esa razón no estaba en planes de la dirección técnica del Galaxy para el primer juego de la temporada mañana sábado contra el Chicago Fire.

Quizá ahora nuevamente regrese al radar de equipos mexicanos que puedan pagar las exigencias del jugador de 29 años de edad y que cuenten con un buen personal médico.