Foto: Especial
El jefe de la nueva corporación, Manuel Espino, dijo que paulatinamente irán dando cobertura a las instalaciones mineras del país, luego de que el domingo se desplegaran 120 oficiales en la mina de oro La Herradura, de minera Fresnillo, en Sonora

México desplegó el domingo en un importante complejo minero del norte del país poco más de un centenar de efectivos de una nueva corporación policíaca dedicada a hacer frente a la creciente inseguridad que sufre esa industria, que tiene un valor de 11 mil 855 millones de dólares y aporta un 2.3% de la economía.

Los agentes, que forman parte del Servicio de Protección Federal, estarán dedicados al resguardo de instalaciones y sus trabajadores, así como a la vigilancia del traslado de minerales en donde sea requerido por las empresas del sector.

“El crimen organizado se ha convertido en una amenaza para el sector minero. Este evento representa una esperanza de tranquilidad para los empresarios”, dijo Manuel Espino, Comisionado del Servicio de Protección Federal durante un acto en la mina de oro La Herradura, donde fueron desplegados 120 oficiales.

“En los próximos días estaremos iniciando la capacitación para un segundo grupo que llevaremos a otra mina importante en nuestro país y paulatinamente iremos dándole cobertura a las instalaciones del sector a lo largo y a lo ancho del territorio nacional”, agregó.

La Herradura, de minera Fresnillo, se encuentra en el norteño estado Sonora y es considerada actualmente la principal productora de oro del país.

México atraviesa una ola de violencia e inseguridad ligada a las bandas del crimen organizado, que en los últimos años han diversificado sus actividades a delitos como el secuestro, la extorsión y el robo de combustible.

El año pasado, un camión que transportaba barras de doré -una aleación de oro y plata- de una unidad de Fresnillo fue asaltado por un comando armado.