Sin dormir y separados de sus familias, médicos y enfermeras enfrentan la crisis

CDMX.- Con sueldos que no superan los 16 mil 200 pesos y 9 mil 900, sin comer, sin dormir y separados de sus familias, médicos y enfermeras, respectivamente, así enfrentan la crisis por el COVID-19, destaca una investigación del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

En México los expertos en finanzas ganan mejor que los médicos, mientras que el salario de los veterinarios y los músicos supera al de las enfermeras; de hecho, el personal de enfermería se encuentra entre las 10 carreras peor pagadas del país, de acuerdo con el conteo de la Secretaría del Trabajo.

Aunque desempeñan funciones que marcan la diferencia entre la vida y la muerte, la remuneración del personal médico y de enfermería en México es más baja que en otros países, y también es menor respecto a otras ocupaciones que requieren menos años de estudio.

“En México, médicos y enfermeros arriesgan sus vidas atendiendo a los pacientes de COVID-19. Lo hacen bajo condiciones duras y extenuantes: doblando turnos, pasando horas y días sin comer y sin dormir, enfrentando carencias de infraestructura y equipo de protección para evitar contagios y alejados de sus familias”.

El reporte, publicado en  marzo, detalla que los médicos en promedio ganan 16 mil 146 pesos mensuales, lo que representa casi una tercera parte del salario promedio de esta profesión en países como Brasil y España. El personal de enfermería perciben en promedio 9 mil 909 al mes, esto es menos de la mitad de lo que ganan las enfermeras en Chile.

El cálculo se hace a partir de los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), según el cual los médicos perciben 102 pesos por hora.