Foto: Especial
Al momento se ha iniciado obra en donde los permisos de liberación de derechos de vía y ambientales (bajo la responsabilidad de la SCT) lo permiten, aseguró la empresa de Carlos Slim

Grupo Carso respondió a la acusación del presidente Andrés Manuel López Obrador por el supuesto incumplimiento de los trabajos de la autopista Jala-Puerto Vallarta. La obra se encuentra en total cumplimiento del programa vigente y los retrasos se deben, en parte, a que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no ha entregado un proyecto definitivo para toda la vía.

Al momento se ha iniciado obra en donde los permisos de liberación de derechos de vía y ambientales (bajo la responsabilidad de la SCT) lo permiten, aseguró la empresa de Carlos Slim.

Explicó que en un tramo no se ha iniciado la obra, dado que la SCT no ha definido el trazo final (se ha comentado de un cambio derivado de las dificultades de liberación del derecho de vía). Por tanto, no se cuenta aún con proyecto definitivo ni con los permisos ambientales correspondientes para iniciar.

El fin de semana, en gira por Nayarit, López Obrador censuró los incumplimientos en las concesiones de carreteras y amagó con quitar los permisos de la autopista Jala-Puerto Vallarta.

Lleva una empresa 10 años con la concesión y no avanza. Ya voy a hablar con ellos. O trabajan o se les quita la concesión. Que hagan las obras quienes quieran trabajar en beneficio del país, declaró sin mencionar a Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (Ideal), filial de Grupo Carso.

A la alusión del Presidente, la compañía respondió que la construcción de la autopista se divide en tres tramos: Jala-Compostela, Compostela-Las Varas y Las Varas-Puerto Vallarta. Los dos primeros fueron concesionados al Fondo Nacional de Infraestructura y sólo el último está a cargo de Ideal y no desde hace 10 años, sino tres.

Es de nuestro conocimiento que el tramo Compostela-Las Varas ya se terminó y el Jala-Compostela muestra un avance, pero sus trabajos fueron suspendidos hace meses, declaró Carso.

Manifestó que el tercer tramo, Las Varas-Puerto Vallarta, se adjudicó en junio de 2016, por medio de una licitación pública, bajo la figura de asociación público-privada y el título de concesión la SCT lo entregó para enero de 2017.

Luego de un proceso de revisión, observaciones y autorización, la dependencia autorizó los primeros 11.7 kilómetros el 30 de agosto de 2018.

La empresa señaló que el proyecto a su cargo se divide en tres subtramos: entronque Capomo al Florida, donde se trabaja en 11.7 kilómetros (terracerías y obras de drenaje); otro más del Florida al Bucerías, donde se erigen los portales de tres túneles, siendo el Guamúchil, de 1.1 kilómetros, la ruta crítica del proyecto, y el último de Bucerías al aeropuerto, donde la SCT no ha entregado un proyecto definitivo.

Entre los pendientes que denuncia Grupo Carso está la necesaria liberación de sobreanchos y entronques a cargo de la SCT, así como estudios ambientales.