ARCHIVO
El Pueblo Mágico es atractivo de turistas extranjeros, según su alcaldesa

Guerrero, Coah.- A pesar de la pandemia por las restricciones en la movilidad social previniendo contagios de COVID-19, empresarios locales decidieron invertir en la construcción de unas cabañas para hospedaje, así como un restaurante bar, dado el movimiento de visitantes que cada año se registra, principalmente por el turismo cinegético.

La alcaldesa Matilde Estrada, dio a conocer que el municipio de guerrero siempre ha sido un atractivo para los turistas internacionales por su historia, cultura, gastronomía y el plus que tiene esta región para el caza del Venado Cola Blanca, entre otras especies.

Ha sido una época muy difícil, sobre todo para el turismo a raíz de las restricciones que se han dado por la pandemia, pero ello no ha sido factor para detener la promoción de este pueblo mágico, pues todos nos hemos adaptado a la nueva normalidad, y en esto van implicados los organizadores cinegéticos”, mencionó.

Y es que reconoció a la inversión privada, que le está apostando a la creación de nuevos espacios para atender a los visitantes como lo es la construcción de unas cabañas-hotel, algo que no se tenía, así como un restaurante bar.

En este tiempo de baja movilidad, el inversionista le puso ganas para concluir el proyecto con paquetes integrantes para atender a los visitantes nacionales y extranjeros, que visitan Guerrero durante temporada de caza”, mencionó.

APLICAN RANCHOS PROTOCOLOS A VISITANTES

Destacó que los promotores de los ranchos cinegéticos son los más interesados en aplicar los protocolos sanitarios con el fin de prevenir algún contagio de SARS-CoV-2 coronavirus.

Comentó que los dueños de ranchos cinegéticos, al que le interese cazar algún venado, para aceptarlos se le pide una prueba negativa para estar seguros de que no se encuentran contagiados por coronavirus.

También al personal que atiende y recibe a los turistas cinegéticos, se están haciendo la prueba con el fin de que no se corra el riesgo de contagios, tanto de los que llegan a cazar venados como del personal que los atiende”, refirió.

Finalmente recordó de diez, ocho cazadores dejaron de visitar Guerrero a raíz de la pandemia, lo que mermó considerablemente la economía de ese giro.