Hace justo diez años David Fincher le dio buena continuidad a su filmografía con “La Red Social”, ganadora del Oscar al Mejor Guion Adaptado del 2010 por Aaron Sorkin de la novela de Ben Mezrich.

Esta se trata de la historia del surgimiento de la aún muy vigente y poderosa red social de Facebook, la cual como somos testigos en tan solo los primeros diez minutos del filme fue creada a raíz de la decepción amorosa de su actual presidente y co-fundador, Mark Zuckerberg, cuyo rango inicial de hacer amigos y propiciar incluso las conquistas amorosas que no le favorecieron al mismo Zuckerberg al momento de su creación, ha crecido al punto tal que ha llevado a influir en los grandes públicos suscritos a ella no solo en sus hábitos de compra y consumo sino del voto y la polarización que ha llevado a ganar o perder a candidatos a la presidencia de países como el mismo Estados Unidos a raíz del destape del escándalo de Cambridge Analytica, por ejemplo.

Todo esto viene a colación porque el fin de semana pasado Netflix estrenó una literalmente explosiva película que, aunque es más bien un trabajo de ficción, tiene curiosamente también como protagonista a un joven estudiante en su caso de derecho en la capital de Polonia, Varsovia, quien a raíz de una decepción amorosa se convierte en un hoy muy de moda “bot” o programador informático quien, como muchos de ellos, no llegan a medir las consecuencias de los actos de lo que les significa un mero trabajo al incitar al odio y la polarización entre bandos contrarios de su ciudadanía.

La cinta en cuestión se titula por obvias razones “Hater”, y cuenta la historia de Tomasz Giemza (Maciej Musialowski), quien en los primeros minutos de la misma es notificado por el director y una de las más respetadas maestras de la institución donde estudia por su especialidad legal para con los derechos humanos que por haber plagiado un trabajo que se le ha encomendado se ha ganado la expulsión inmediata para continuar con sus estudios de abogacía. La respuesta de Tomasz a esta sanción es únicamente una petición a su maestra para que le dé el autógrafo de su más reciente libro.

Acto seguido, Tomasz visita a sus “tíos”, Robert (Jacek Koman) y Sofia Krasucki (Danuta Stenka) un matrimonio bien avenido que ha servido de mecenas para los estudios del joven por no tener los medios para hacerlos pero quien por tener más ojos que para su futuro profesional en un futuro mediato junto a una de sus hijas, Gabi (Vanessa Aleksander), por quedar bien con ellos y con ella sobre todo no solo mantiene la mentira de llevar los estudios tan bien que su maestra le dedicó el libro que le ha firmado y que cuyo desempeño en el aula no le impide cumplir a la vez con un par de trabajos, que al hacerlos realidad para seguir tejiendo su red de mentiras lo lleva a trabajar en una compañía de relaciones públicas que más bien es fachada de un grupo de bots para fines no muy benéficos que digamos. 

Dirigida por el nominado al Oscar Jan Komasa (por su no menos controversial “Corpus Christi”), “Hater” es no solo es un reflejo de la convulsionada realidad que vive su propio país sino del mundo entero.

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.