Miriam Cárdenas, presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado |Foto: Vanguardia
Por corrupción y por faltas administrativas

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Miriam Cárdenas Cantú, reveló ayer que hay 190 procedimientos disciplinarios abiertos en contra de funcionarios del Poder Judicial de Coahuila, de los cuales entre un 15 y un 20 por ciento involucran a jueces.

Cárdenas Cantú subrayó que no todas las investigaciones son por actos de corrupción, pues también hay por faltas administrativas, las cuales están siendo indagadas por parte del Consejo de la Judicatura.

La funcionaria del Poder Judicial señaló que se buscará que se deslinden las responsabilidades correspondientes y se castigue en caso de que haya culpables. “Hay 190 procedimientos disciplinarios”, dijo, “creo que es algo que se tiene que combatir y el Consejo de la Judicatura, que es el órgano que se encarga de la vigilancia y disciplina, está interesado en que no existan estos actos y cuando los hay, que se sancionen adecuadamente”.

 

La funcionaria judicial indicó que, del total de procedimientos abiertos, entre un 15 y un 20 por ciento corresponde a jueces de Coahuila, es decir, habría alrededor de 38 casos de ese tipo.

Finalmente, Cárdenas Cantú descartó que la investigación de esos casos, así como otros que se han presentado como la inversión fallida en Ficrea, representen una crisis para el Poder Judicial de Coahuila.

“En mi opinión no es una crisis, pero respeto las opiniones de otras personas. Esta falta de credibilidad en las instituciones generalizada, de eso no escapa el Poder Judicial. “El trabajo es bien importante, el que hace el Consejo de la Judicatura, porque lo que busca es precisamente encargarse de su competencia, la vigilancia, supervisión, disciplina y erradicar cualquier circunstancia que pueda contribuir a generar desconfianza en la institución”, señaló.