La Auditoría Superior de la Federación (ASF) documentó pérdidas de Petróleos Mexicanos por medio de un contrato en condiciones totalmente adversas. Foto: Tomada de Internet
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) documentó pérdidas de Petróleos Mexicanos por medio de un contrato en condiciones totalmente adversas

El contrato para desarrollar el proyecto Etileno XXI, que se auspició bajo el gobierno de Felipe Calderón y se conservó durante el sexenio pasado, se tiene que cancelar, es mi opinión, por ser un contrato leonino, se tiene que revisar, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Subrayó que, en general, deberá conocerse toda la verdad sobre aquellos proyectos que están ligados al ex director de Petróleos Mexicanos Emilio L.

Como publicó ayer La Jornada, con el proyecto Etileno XXI se benefició al consorcio conformado por la empresa Braskem –filial de Odebrecht– e Idesa con un contrato a largo plazo que permitía acceso al gas etano a 30 por ciento por debajo del precio del mercado.

Por esa razón, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) documentó pérdidas de Petróleos Mexicanos por medio de un contrato en condiciones totalmente adversas.

Le tengo confianza al fiscal general, le tengo confianza al presidente de la Suprema Corte de Justicia, pero quiero, sin entorpecer las investigaciones ni tener una actitud injerencista, respetando la división de poderes, creo que el pueblo de México tiene derecho a saber toda la verdad, dijo.

Si bien hay que guardar los requisitos del debido proceso, el mandatario consideró que se trata de un asunto de interés público nacional; entonces, se debe de conocer toda la denuncia del señor Lozoya.

Al preguntarle sobre este contrato, lo asoció con el caso Lozoya en su conjunto y a la pretensión gubernamental de recuperar todo lo mal habido; que la nación recupere lo que se obtuvo de manera ilegal, esto es devolverle a Pemex lo que se sustrajo. Si están vinculados ex presidentes, ratificó su postura de realizar una consulta ciudadana para decidir si se les procesa legalmente y ya dejar las filtraciones y linchamientos políticos para actuar con responsabilidad y seriedad.

No quiero que se vaya a pensar que es una venganza, no es mi fuerte la venganza; por eso, consulta a los ciudadanos. Y ya conocen mi postura: si se llegara a la consulta, yo votaría en contra de que se les juzgue, pero al mismo tiempo respetaría la decisión mayoritaria de la gente.