Herbalife reconoció que durante una década sobornó a funcionarios del gobierno chino. La compañía aceptó los cargos como parte de un acuerdo al que llegó con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la fiscalía federal en Manhattan.

La firma Herbalife reconoció haber sobornado a funcionarios del gobierno chino durante una década en su intento por extender sus negocios en el extranjero y falsificado los registros contables para encubrir los pagos, informaron el viernes los fiscales estadounidenses al anunciar los cargos de corrupción contra la compañía de salud y nutrición con sede en Los Ángeles.

Herbalife acordó pagar sanciones por más de 123 millones de dólares en total para resolver los cargos, agregaron los fiscales federales.

La compañía aceptó los cargos como parte de un acuerdo de juicio aplazado al que llegó con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la fiscalía federal en Manhattan.

Los cargos fueron presentados bajo la ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, que prohíbe sobornar a funcionarios de gobiernos o ejecutivos de empresas extranjeros para asegurar o mantener negocios.

Herbalife de momento no respondió un mensaje en busca de comentarios.

Herbalife acordó pagar sanciones por más de 123 millones de dólares en total para resolver los cargos, agregaron los fiscales federales. Foto: AP

Los empleados de la empresa comenzaron a sobornar a funcionarios chinos en 2007 en su intento por que las autoridades nacionales y locales les dieran las licencias necesarias para vender productos de salud y nutrición.

También sobornaron a un medio de noticias oficial “con el objetivo de eliminar los reportes negativos sobre Herbalife China”, afirmaron los fiscales.

 

Herbalife registró falsamente los pagos de sobornos como “gastos de viaje y entretenimiento”, informaron los fiscales.

También sobornaron a un medio de noticias oficial “con el objetivo de eliminar los reportes negativos sobre Herbalife China”, afirmaron los fiscales.

Herbalife registró falsamente los pagos de sobornos como “gastos de viaje y entretenimiento”, informaron los fiscales.

Desde hace mucho, Herbalife es objeto de la atención de las autoridades por sus prácticas comerciales, que han sido comparadas con las de esquemas de fraude piramidal.