Foto: Especial
María, Angelina y Krestina Khachaturyan enfrentan desde 2018 cargos por asesinar a su padre, quien las violentaba de varias maneras, incluyendo de forma sexual, por lo que su condena sería menor, pero falta mucho por definir

Rusia.- Las autoridades de Rusia reconocieron como víctimas de agresión sexual, coacción para actos sexuales y tortura a tres jóvenes mujeres acusadas de haber asesinado a su padre con un martillo y un cuchillo de cocina a principios de marzo, lo dio a conocer así el diario The Moscow Times.

Las hermanas María, Angelina y Krestina Khachaturyan, de entonces 17, 18 y 19 años de edad, admitieron en julio de 2018, haber asesinado a su padre de 57 años mientras dormía, Mikhail Khachaturyan.

El acto lo realizaron después de años de abuso en su contra, por lo que la libertad de las jóvenes se condicionó por parte de autoridades del país con dos meses prisión preventiva y posteriormente arresto domiciliario.

Foto: Especial

Un año después de los hechos, en 2019, todavía enfrentaban el caso, donde sus abogados y grupos activistas argumentaban que actuaron en legítima defensa.

Según Alexei Parshin, abogado, las hermanas recibían golpes, eran abusadas sexualmente y solía torturarlas con una pistola aire comprimido con regularidad, "prácticamente todos los días", por lo que desde 2016, las tres se convencieron de que "si no actuaban, una de ellas moriría".

A casi dos años de las últimas noticias, el mismo abogado admitió ante The Moscow Times, que espera que los avances de reconocer a las tres hermanas como víctimas lleven a las autoridades a retirar los cargos en contra de sus clientes.

“La investigación ya estableció que sufrieron graves lesiones corporales; esto nos apunta al estado de autodefensa necesaria en el que se encontraban. Si se encontraban en un estado de autodefensa necesaria, no pueden ser declarados culpables y el caso en su contra debe ser sobreseído”, explicó Alexei al medio.

Sin embargo, Yaroslav Pakulin, otro de los abogados, contó que el juicio de las hermanas no terminará hasta que termine el del padre, lo que supondría que las tres permanezcan bajo arresto domiciliario durante meses, e incluso, años.

Foto: Especial

Mientras eso ocurre, María, Angelina y Krestina corren el riesgo de ser condenadas a 20 años en prisión, enfrentando cargos de asesinato premeditado.

Y es que, según informó EFE, en 2017 se aprobó una ley que despenaliza la violencia intrafamiliar siempre y cuando las agresiones no causen lesiones.

Asimismo, comparten que cada año ocurren más de 14 mil muertes de mujeres a manos de sus parejas, mientras que 36 mil sufren maltrato y abuso todos los días. Esto da como resultado que se sumen más 16 millones de casos de mujeres, víctimas de violencia de género, de las cuales, sólo el 10 por ciento denuncian.