Fotos: Jetza Múzquiz
La noche del martes, Samuel Salcido Salcedo, de 41 años de edad, sumido en una profunda depresión, decidió poner fin a su existencia...
Saltillo.- En un video un hombre grabó una emotiva despedida a su hija, pero por azares del destino hicieron que su familia viera el material ya muy tarde, localizando a la víctima ya sin vida en su hogar cuando fueron a buscarlo.
 
La noche del martes, Samuel Salcido Salcedo, de 41 años de edad, sumido en una profunda depresión por varias cuestiones, decidió poner fin a su existencia, pero antes tenía trabajo que hacer.
 
Se sentó frente a la cámara del celular y grabó un adiós para su hija, a quien dijo que quería mucho y que siempre cuidaría de ella; sin embargo, el destinatario no tenía saldo en su celular y fue hasta la mañana del miércoles que pudo ver el mensaje.
 
Los parientes de Samuel entraron en pánico al escuchar sus palabras y saber de sus intenciones, por lo que estuvieron llamándolo para poder contactarlo, pero al no obtener repuesta, una de sus sobrinas decidió ir hasta su casa a buscarlo.
 
La mujer llegó a casa de Samuel, en la calle León, entre Avenida Asturias y Guijón, de la colonia Asturias, y comenzó a tocar, pero nadie salió a abrir la puerta, llamando a un cerrajero para que violarla la cerradura y poder entrar en el inmueble.
 
Cerca de las 6:30 de la tarde fue que se pudo ingresar al domicilio, sólo para llevarse la desagradable sorpresa pues el cuerpo de Samuel ya no contaba con signos vitales al haber cometido suicidio en el patio trasero.
 
Al lugar acudieron elementos de la Policía Civil como primeros respondientes, además de agentes de la Policía Municipal y paramédicos del Cuerpo de Bomberos, siendo estos últimos quienes confirmaron que el finado tenía más de 12 horas de haber fallecido.
 
De quienes no se supo nada hasta dos horas después del reporte fue de los elementos de la Unidad de Investigación de Homicidios de la FGE a cargo de Beatriz Adriana Vázquez Juárez, quienes tuvieron a familiares y autoridades esperando.
 
Finalmente, el cuerpo de Samuel pudo ser llevado hasta el Semefo para realizar la necropsia de ley y determinar la causa exacta de la muerte, donde todo apunta a la anoxia cerebral secundaria a ahorcamiento al tratarse de un suicidio.