Diferencias. La pareja del fallecido señaló a autoridades que el lunes pasado habían tenido una pelea y decidió irse a casa de sus padres. JETZA MÚZQUIZ
La inconsolable mujer reveló que se había ido a quedar a casa de sus papás tras la discusión con su pareja

Tras varios días de no saber de él, una mujer encontró a su esposo en avanzado estado de putrefacción, esto luego de haberse quitado la vida en su domicilio tras una discusión marital que lo sumió en la depresión.

Jesús Enrique Monsiváis Nájera, de 25 años, puso fin a sus días en el baño de su vivienda en la colonia Hacienda Narro, donde fue localizado ahorcado de la regadera por su esposa, Dalia López Wong.

Alrededor de las 17:30 horas de ayer, los vecinos se percataron de los olores fétidos que salían del anexo donde vivía la pareja en un edificio de condominios, además de que no habían visto salir o entrar a alguien en casi una semana.

Lo anterior les pareció extraño, pues hasta las luces habían permanecido encendida todo el día, por lo que dieron el aviso a los números de emergencia 911, acudiendo elementos de la Policía Municipal y de la Agencia de Investigación Criminal.

A la par, Dalia llegó al sitio porque, desde el lunes pasado que había tenido la pelea con su esposo, no había regresado, pero al no localizarlo ni poder comunicarse con él fue a buscarlo para aclarar las cosas.

Pero encontró frente al edificio las patrullas y, al ser puesta al tanto de los olores nauseabundos, prestó la llave a los oficiales para que entraran a revisar, hallando al hombre sin vida, por lo que dieron aviso al Ministerio Público.

La inconsolable mujer reveló que se había ido a quedar a casa de sus papás tras la discusión con su pareja.